Toyota Technical Center Shimoyama, el Nürburgring Nordschleife japonés - Monkey Motor



29/4/19

Toyota Technical Center Shimoyama, el Nürburgring Nordschleife japonés

Toyota Technical Center Shimoyama

 Toyota inauguró un nuevo centro de desarrollo con circuito incorporado en Shimoyama, Japon, inspirado en el Nürburgring Nordschleife. Si bien el circuito japones no es tan extenso como el trazado alemán, cuenta con una gran brecha de elevación. El Toyota Technical Center Shimoyama fue integrado en el terreno montañoso y boscoso de Toyota-shi, manteniéndose el 70% de los árboles originales.

 El nuevo centro de desarrollo de Toyota cuenta con un circuito de 5.3 km, con una brecha de elevación de 75 metros, comparando el punto máximo con el punto más mínimo. Los responsables del Toyota Technical Center Shimoyama realizaron muchos estudios sobre el Nürburgring Nordschleife y aprovecharon la experiencia de Toyota sobre ese circuito. El objetivo era lograr un circuito tan demandante y desgastante como el Infierno Verde.


 La obra finalizará recién en 2023, ya que todavía faltan dos secciones más. Además de este circuito, el centro de desarrollo contará con un circuito de alta velocidad y un centro de investigación y desarrollo. Por el momento, el centro de desarrollo emplea a 50 personas, de los cuales la mayoría son pilotos que se dedican a realizar los test drives de los autos.

 El presidente de Toyota, Akio Toyoda, comentó que este circuito trata de replicar todos los tipos de caminos del mundo, tal y como sucede con el Infierno Verde. Gracias a este nuevo centro de pruebas, los nuevos modelos de la marca podrán ser desarrollados y probados en caminos reales. Esto ayudará a seguir mejorando el desempeño de sus autos y su confiabilidad.

 Por lo que se comenta, el costo del Toyota Technical Center Shimoyama rondó los 3.000 millones de dólares. Ese es el costo total del centro de desarrollo, incluido el costo de las secciones que todavía no se terminaron. El centro de desarrollo cuenta en total con unas 650 hectáreas.

 Un detalle que me gustaría mencionar, es que el circuito del Toyota Technical Center Shimoyama es privado. No es como el Nürburgring Nordschleife, el cual se abre para el público. De esta manera, Toyota se asegura que no se filtre el desarrollo de sus futuros modelos, cosa que sí podía pasar en el trazado alemán.


Toyota Technical Center Shimoyama




Etiquetas: ,




diarios argentinos