Autos raros #7: DeLorean DMC-12 (el auto de Volver al Futuro) - Monkey Motor



19/7/18

Autos raros #7: DeLorean DMC-12 (el auto de Volver al Futuro)

DeLorean DMC-12

 En esta nueva entrada de la sección Autos Raros, les voy a contar una historia muy particular e interesante. Se trata de la historia del DeLorean DMC-12, el auto que se popularizó gracias a su papel principal en la saga Volver al Futuro. Como podrán imaginar, estaba viendo la película cuando se me ocurrió escribirles sobre este modelo, si no vieron ninguna de las tres películas de Volver al Futuro, les recomiendo que cuando terminen de leer la nota vayan a ver las películas, son excelentes.

 La historia del DeLorean DMC-12 comenzó en el año 1975, cuando John DeLorean fundó la compañía DeLorean Motor Company. John venía de trabajar para General Motors, firma en la cual llegó a ser nombrado vicepresidente de General Motors, gracias a ser el creador del primer muscle car de América, el Pontiac GTO. DeLorean no estaba contento con su puesto y decidió renunciar para trabajar en su propio proyecto.

 En 1975 DeLoean fundó en la ciudad de Detroit, la compañía DMC. La inversión inicial la consiguió gracias prestamos que pidió a diferentes bancos y a inversores privados, entre los cuales se destacaban los actores Sammy Davis Jr. y Johnny Carson. El proyecto estrella de la firma era el DMC-12, un coupé deportivo que tenía como objetivo rivalizar contra el Corvette.

 En un principio, la fábrica de DMC estaría situada en Puerto Rico, pero finalmente se instaló en Irlanda del Norte, debido a que Gran Bretaña le prometió a DeLorean importantes reducciones impositivas que luego no fueron cumplidas. La planta de fabricación de DeLorean se inauguró en 1978.

 Volviendo al DMC-12, el primer prototipo de este modelo se presentó en 1976. El chasis de este prototipo fue diseñado por William Collins, quien supo ser el co-creador del Pontiac GTO. Como el diseño no tuvo una gran aceptación, enseguida se recurrió a solicitarle a Colin Chapman (fundador de Lotus) que modificara el diseño para hacerlo más atractivo y a la vez menos costoso de producir. Chapman recurrió a soluciones para el chasis que ya habían sido usadas en los Lotus Elise y Lotus Elan.

 La carrocería del DeLorean DMC-12 fue diseñada por el fundador de Italdesign y diseñador de los Lotus Elise y BMW M1, Giorgetto Giugiaro. Lo más llamativo de su carrocería no eran las puertas de apertura del tipo alas de gaviota, sino el hecho de que estaba fabricada en acero inoxidable SS304. Para sacarle brillo a la carrocería el manual aconsejaba lustrar el auto con nafta (aunque parezca broma, es cierto).

 En cuanto a las puertas alas de gaviota del DeLorean, debo mencionar que la barra de torsión que mantenía a la puerta elevada y ayudaba a bajarla, fue desarrollada por Grummar Aerospace, la firma que colaboró en la construcción de la nave espacial Apolo y el jet de combate F-14 Tomcat. Las pertas contaban con una ventana más chica que el vidrio, lo mismo que sucedía en los Lamborghini Countach.

 El motor del DeLorean DMC-12 estaba ubicado en posición central trasera y era un V6, 2.9 litros con sistema de inyección Bosch, de origen Peugeot-Renault-Volvo. El motor brindaba un total de 130 CV a 5.500 rpm y un torque máximo de 208 Nm a 2.750 rpm. El motor estaba asociado a una transmisión automática de tres marchas o a una manual de cinco marchas, ambas desarrolladas por Renault y tracción trasera. En un primer momento se pensó en montar el motor rotativo del Mazda RX-7 en el DMC-12, pero la idea fue descartada rápidamente al evaluar la confiabilidad y eficacia del motor.

 Un dato de color sobre el motor V6 del DeLorean es que si bien llegaba a brindar una potencia de 170 CV, se decidió limitarlo en sólo 130 CV para cumplir con los niveles de contaminación. La pérdida de 40 CV se debe en gran parte a la instalación de los catalizadores necesarios para cumplir con la regulación de contaminación vigente.

 Las prestaciones del DeLorean DMC-12 estaban lejos de las necesarias para ser catalogado como un deportivo. La potencia de sólo 130 CV, sumado a su peso de 1.230 kg (distribuido 35% adelante y 65% atrás), arrojaban una aceleración de 0 a 100 km/h de 10,5 segundos y una velocidad máxima de 177 km/h. Si bien la firma prometía mejores números como una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y una velocidad máxima de 209 km/h, la realidad es que esos números nunca fueron comprobados.

 El DeLorean DMC-12 contaba con un sistema de suspensión independiente en las cuatro ruedas, muelles helicoidales y amortiguadores telescópicos. Quienes pudieron conducir el auto original, destacaron que se trataba de un auto sumamente incomodo de conducir. El auto recurría a llantas delanteras de 14" y traseras de 15" con neumáticos Goodyear Eagle GT. Por último, el sistema de frenos del DeLorean DMC-12 era del tipo a disco en las cuatro ruedas, con discos de 254 mm de diámetro en el eje delantero y de 267 mm de diámetro en el trasero.

 El interior del DeLorean DMC-12 era bastante completo, podía pedirse con tapizado negro o gris y contaba con música estéreo, aire acondicionado, volante de cuero regulable en altura, zócalos de las puertas con el logotipo de la marca y airbags delanteros, algo novedoso para la industria en esa época.

 En un primer momento, el precio del DeLorean DMC-12 sería de 12.000 dólares, de ahí el 12 en su nombre. Pero finalmente los costos de producción fueron mucho mayores a los calculados al inicio del proyecto y el precio del auto paso a ser de 25.000 dólares.

 En 1981 comenzó la producción del DeLorean DMC-12 y también comenzaron los problemas para la compañía. Las primeras unidades que llegaron a Los Ángeles tenían varios defectos de fabricación, el más llamativo era que las puertas se salían de lugar y no cerraban bien. Esto se debió a que los trabajadores de Irlanda del Norte que fabricaron el auto, no contaban con experiencia previa, eran novatos que nunca habían trabajado en la fabricación de automóviles.

 A este problema se le sumo la crisis económica que estaba atravesando Estados Unidos y la tormenta invernal que cubrió de nieve varias ciudades del país y significó una importante caída en la pobre actividad económica de Estados Unidos. Estos problemas afectaron a todo el mercado automotor estadounidense, pero pego con mayor fuerza en DMC.

 En 1982, la compañía entró en quiebra debido a dos razones puntuales. La primera fue que DMC debía 25 millones de dólares (parte a los bancos, parte a Gran Bretaña por impuestos y parte a los trabajadores de la fábrica de Irlanda del Norte), esto llevó a que John DeLorean decidiera traficar droga para juntar la plata. La segunda, estaba ligada a la primera, en octubre de 1982 a DeLorean lo arrestó el FBI por tráfico de drogas. Posteriormente, DeLorean quedó en libertad porque demostró que el FBI había armado toda la operación para atraparlo con un maletín lleno de droga, pero el final ya estaba sentenciado.

 Entre 1981 y 1982, se fabricaron 9.200 unidades del DeLorean DMC-12, 8.200 las fabrico DMC y las otras 1.000 las terminó de fabricar Consolidated International, inversionista que se quedo con la fábrica y las unidades a medio terminar, cuando DMC se declaró en quiebra.

 Un dato curioso sobre la producción del DeLorean DMC-12 es que se fabricaron tres unidades que contaban con los paneles de la carrocería enchapados en oro de 24 quilates. Dos de estas unidades fueron adquiridas por la firma American Express para promocionar sus tarjetas de crédito durante la Navidad de 1981. Las dos unidades adquiridas por American Express fueron vendidas y posteriormente se donaron a Museos. La tercer unidad fue comprada por un usuario privado de Maryland.

 En 1985, el DeLorean DMC-12 saltó al estrellato cuando apareció en la película Volver al Futuro. En esa película el Dr. Emmett L. Brown fabrica una máquina del tiempo usando como base un DeLorean DMC-12. En la película, el auto cuenta con un condensador de flujo diseñado por "Doc", el cual permite transformar al auto en una máquina del tiempo en cuanto se alcanzan las 88 millas por hora.

 Lamentablemente, el éxito del auto llego tarde, la compañía ya había desaparecido antes de que su modelo se convirtiese en una estrella de Hollywood.

 Actualmente, la firma renació bajo el nombre DeLorean Motor Company of Texas y comercializa unidades nuevas idénticas a las de 1981, en cantidades limitadas. Esta firma también comercializa las piezas originales del modelo.


 A continuación les dejo el link en donde podrán leer las otras notas que forman parte de la sección Autos Raros:



DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12

DeLorean DMC-12 de oro
DeLorean DMC-12 enchapado en oro 24 quilates de American Express

DeLorean DMC-12 de oro
DeLorean DMC-12 de oro en el Museo Nacional del Automóvil de Reno, Estados Unidos

DeLorean DMC-12 volver al futuro
DeLorean DMC-12 de Volver al Futuro

DeLorean DMC-12 volver al futuro
DeLorean DMC-12 de Volver al Futuro

Interior DeLorean DMC-12

Interior DeLorean DMC-12




Etiquetas: , ,





diarios argentinos