Mercedes-AMG GT S Roadster (2018) Prestaciones, Información y Fotos - Monkey Motor



15/5/18

Mercedes-AMG GT S Roadster (2018) Prestaciones, Información y Fotos

Mercedes-AMG GT S Roadster

 Mercedes-AMG presentó una nueva variante Roadster de su deportivo estrella, el Mercedes-AMG GT S Roadster. Hasta ahora, la variante descapotable estaba disponible en las versiones GT y GT C, ahora se suma esta variante a la versión intermedia, la GT S.

 El exterior del Mercedes-AMG GT S Roadster es similar al GT C, equipa el mismo paragolpes delantero con aerodinámica activa, parrilla Panamericana y unas enormes entradas de aire frontales. Por su parte, en la parte trasera, el paragolpes es un término medio entre el del GT y el del GT C, no es tan musculoso como el del último modelo, es más estilizado.

 Pero lo más importante del Mercedes-AMG GT S Roadster está bajo su capót, el poderoso motor V8 biturbo 4.0 litros que en esta versión entrega 529 CV y un torque máximo de 670 Nm disponible entre las 1.900 y 5.000 rpm. La potencia y el torque del motor se queda entre medio de las otras versiones, en el GT Roadster entrega 482 CV y 630 Nm, mientras que en el GT C Roadster entrega 564 CV y 680 Nm. Como sucede con el resto de los modelos que equipan este motor, los dos turbos están ubicados entre las dos bancadas para lograr una mejor respuesta a bajas revoluciones y además mejorar significativamente las emisiones de escape.

 El Mercedes-AMG GT S Roadster acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 308 km/h. El peso del auto es de unos 1.625 kg, nada mal para un deportivo descapotable con estas cualidades. El peso se reparte un 47% adelante y el 53% restante atrás.

 El motor del Mercedes-AMG GT S Roadster está asociado a una caja de cambios Speedshift DCT 7G con una regulación deportiva, la caja es la encargada de mandar toda la fuerza del motor al eje trasero.

 El chasis del Mercedes-AMG GT S Roadster cuenta con soluciones heredadas del Mercedes-AMG GT C Roadster. El sistema de suspensión AMG Ride Control, con ajuste adaptativo controlado electrónicamente, el diferencial trasero de deslizamiento limitado, el sistema de escape Performance con válvula de apertura variable y frenos a disco de 390 mm adelante y 360 mm atrás son ejemplo de ello. A diferencia del GT C Roadster, el GT S Roadster no cuenta con el sistema de eje trasero direccional.

 Para controlar el peso del Mercedes-AMG GT S Roadster, se recurrió a materiales ligeros como el aluminio para la fabricación de la carrocería, materiales compuestos para el capó, parte de la estructura se fabricó en plástico SMC y el sistema de capota retráctil fue fabricado en acero, magnesio y aluminio. Este último sistema funciona a velocidades de hasta 50 km/h y completa su movimiento en sólo 11 segundos.

 El interior del Mercedes-AMG GT S Roadster cuenta con asientos deportivos que de manera opcional se pueden cambiar por asientos AMG Performance con Aiscarf, tapicería de cuero y microfibra que puede cambiarse por nappa y también se podrá optar por diferentes acabados más sofisticados como son el AMG Silver Chrome, AMG Piano Lacquer o el Exclusive Trim.



Mercedes-AMG GT S Roadster

Mercedes-AMG GT S Roadster

Mercedes-AMG GT S Roadster

Mercedes-AMG GT S Roadster




Etiquetas: ,






diarios argentinos diarios mexicanos diarios chile diarios perú