Crítica del Ford Focus II Exe 1.6 L - Monkey Motor



17/8/14

Crítica del Ford Focus II Exe 1.6 L

Ford Focus II Exe 1.6 L

 Para nuestra quinta crítica de autos, tuvimos la suerte de poder probar el que en nuestra opinión es uno de los mejores autos del mercado, aunque seguro no somos los únicos que opinamos esto, ya que se trata del auto más vendido del planeta. Así es, vamos a testear el Ford Focus II, en su versión Exe 1.6 Manual. Al ser un auto nacional, a uno lo llena de orgullo poder corroborar lo bien que puede trabajar la industria local cuando se toma las cosas en serio: la segunda generación del Focus se destaca por la calidad de construcción y el esmero puesto en materiales, encastres y terminaciones.

 En el exterior del auto, se puede observar que hasta el parante central, el Exe clona a la variante de cinco puertas, donde el Kinetic Design llega a su máxima expresión. Para el sector trasero –tan mal solucionado por alguno de sus rivales– Ford a logrado que se adapte de manera excelente con el resto del auto, es elegante y deportivo con algunas notas propias del Mondeo. El Focus es un auto que tiene impronta propia en la calle.

 No está de más señalar que esta segunda generación estrena una plataforma ya utilizada en algunas (ex) marcas del grupo como el Volvo S40 y V50 y el Mazda3.

 En el interior, cuando accedemos al volante, resulta gratificante observar que la lograda impresión exterior se corresponde con la “escenografía” que rodea a las butacas delanteras: soluciones modernas, plásticos acolchados que nada envidian a otros modelos  y una sabia combinación de tonos oscuros, propio de materiales nobles y agradables al tacto.



 Posee volante de buen agarre y diseño deportivo, una palanca de cambios con estilo deportivo que combinan muy buen con el sistema de cambios cortos. Otra cosa que llama la atención, es la pedalera que está bien distribuida para los amantes del manejo deportivo.

 El interior es cómodo y el espacio trasero, a diferencia de sus principales rivales, es muy amplio y cómodo, tranquilamente pueden viajar tres personas adultas atrás sin ningún problema o hasta cuatro adultos si tienen la suerte de que ningún oficial de tránsito los pare en el camino. Atrás cuenta con tres cinturones de tres puntos y dos apoya cabezas, Ford podría haber puesto un apoya cabezas más en el medio, teniendo en cuenta el amplio espacio de la plaza.

 Pasando al baúl, factor muy importante en todos los sedanes, el Focus cuenta con un maletero muy amplio donde es posible alojar 526 litros en posición normal. Eso sí: cuando levantamos la alfombra aparece un neumático del tipo temporal, una solución totalmente impropia para las características viales de nuestro país y que exige una revisión por parte de la filial local. Aunque hoy en día son muy pocos los vehículos que traen un quinto neumático idéntico a los otros cuatro. Algunos BMW cero kilómetro ni si quiera traen rueda de auxilio.


 Al darle arranque (no probamos la versión que se enciende por medio de un botón, sin necesidad de usar la llave) damos vida al motor Sigma 1.6 litros que cuenta con cuatro cilindros que reúnen 1.600 cc y posee 110 CV.

 El Focus tiene una reacción excelente y una aceleración para nada envidiable en un auto sedán cuatro puertas, va de 0-100km/h en 13,4 segundos y alcanza los 185km/h (la velocidad está limitada según tenemos entendido) aunque al manejarlo uno se da cuenta de que podría alcanzar los 210km/h sin ningún problema. No hace falta recorrer muchos kilómetros para percatarse de que la postura de manejo está bien estudiada y cuenta con una correcta visibilidad en todos los ángulos. Este Focus tiene un comportamiento intachable. Se puede sentir en todo momento el alma de deportivo que lleva dentro y en todo momento, respeta el libreto que indica el conductor sin contratiempos y es muy fiel a la hora de transmitir sensaciones; un auto seguro que causa gran placer de llevar.

 Lástima lo de la poca sujetabilidad lateral de las butacas… sobre todo porque el Focus ofrece suspensiones que permiten un rápido paso de curva. Impecable la asistencia del tablero, los relojes resultan claros y visibles y la pantalla digital permite tener todo bajo control de un golpe de vista.

 El sistema de frenos se lleva un puntaje muy alto, con un ABS que entra en acción sin mucho celo, se detiene en distancias cortas, uno de los grandes atributos y ventajas de Ford por sobre otras marcas.

 En cuanto al equipamiento, cuenta con airbargs para conductor y acompañante, ABS con distribución electrónica de frenado, alarma perimetral, apertura de puertas y baul con comando a distancia, auto bloqueo de puertas con velocidad, faros antinieblas delanteros y traseros, levanta cristales eléctricos, entre otros. El volante tiene doble ajuste (altura y profundidad) y el desplazamiento longitudinal del asiento del conductor es eléctrico.


 En materia de confort, el Exe ofrece pocas fisuras por donde entrarle con el tridente. desde el “topísimo” sistema de refrigeración en la guantera pasando por el eficiente climatizador electrónico de dos vías y otros más chiches que uno va descubriendo de a poco.

 Muy útil la posibilidad de regular el grado de dureza de la dirección (con asistencia eléctrica). También merece mención el equipo de audio de múltiples posibilidades de lectura, gran rendimiento y facilidad de uso. Un ítem que no siempre se cumple.

 No importa si elegimos un periplo ciudadano en hora pico o la relajada tranquilidad de una autopista a medianoche: el clima adentro de este Exe es imperturbable. Bien insonorizado –eólica y mecánicamente–, las suspensiones absorben con el grado de firmeza justo y necesario para no sacrificar el confort pero tampoco para caer en una cadencia “soft”. La puesta a punto de ambos trenes de rodaje es exacta, y el selector y la dirección son suaves pero firmes, con el punto de precisión que se espera para no ofrecer dudas.

 
A modo de cierre solo podemos decir que el Focus nos dejo impresionados y sin dudas se merece ser el auto más vendido del planeta.


 Ficha Técnica: 






Etiquetas: , ,





diarios argentinos diarios mexicanos diarios chile diarios perú